lunes, 28 de octubre de 2013

Islandia II - Alojamiento

Hoy sigo con la entrada que inicié el otro día sobre Islandia. Os estaba comentando cosas sobre el alojamiento. Ya os dije que Islandia es un país bastante caro (uno de los más caros en los que yo he estado, y tened en cuenta que vivo en Suiza, que barato no es), así podéis imaginar que el coste del alojamiento es bastante alto, aunque eso sí, generalmente de muy buena calidad.


Si váis a cualquier guía o buscáis info en internet veréis que se pueden encontrar alojamientos que van de lo más barato a precios muy elevados. Por una habitación doble se puede pagar desde 45 euros hasta 150 o más. Generalmente los precios más asequibles se corresponden con albergues pertenecientes a la red Hostelling International (a partir de ahora HI), y suelen ser habitaciones dobles (con dos camas) y con baño compartido. Por supuesto hay otras opciones más baratas, compartiendo la habitación del albergue con más personas, y están los campings, cuyo precio suele alternar por 6-9 euros por persona más 6-9 por la tienda o caravana.

Teniendo en cuenta que en general todo es caro, nosotros intentamos ahorrar lo máximo posible con el alojamiento. Estuvimos 16 días en Islandia, y decidimos dormir la mitad de las noches en albergues de la red HI y la otra mitad en campings. Con esto como base os cuento nuestra experiencia y mis recomendaciones.

Lo primero es que hay que reservar. Tened en cuenta que Islandia es un destino turístico en los meses de verano, por lo que de junio a septiembre la tasa de ocupación es muy alta, sobre todo en el mes de julio. Si queréis andar sobre seguro y no encontraros con la sorpresa de que el hotel/albergue en que teníais pensado pernoctar está completo y tenéis que buscar algo que os puede salir fácilmente por el doble, es mejor que reservéis con antelación; y por experiencia propia os digo que con mucha antelación.

No sé si habréis leído mi entrada anterior sobre Islandia, en ella os recomendaba visitar la página de HI Iceland (http://www.hostel.is/). La red de albergues del país es muy completa, se pueden encontrar albergues en casi todos los puntos de visita importantes, y los precios son de lo más asequible que podéis encontrar. Pero lo que a mi me decidió en la elección de los hostels fue que ofrecen un paquete alquiler de coche/alojamiento que está muy bien. Desde que decidimos ir a Islandia me puse a buscar como loca en internet agencias de alquiler de coches, y todas eran CARISIMAS; hasta que por fin descubrí el paquete de HI. Lo que ofrecen es alquiler de coches de varias gamas y alojamiento en la red de hostels en habitación compartida y con baño compartido. Pagando un extra se puede dormir en habitación privada o doble, que fue lo que hicimos nosotros. Además lo bueno es que no te exigen que pernoctes en los albergues el mismo número de días que alquiles el coche, por eso nosotros pudimos alquilar el coche 15 días y dormir alternando en hostels de la red y en campings.

Sobre lo que os decía de reservar, en los albergues es muy importante, porque al ser los alojamientos más económicos, son los que antes se agotan. Nosotros hicimos nuestra reserva unos tres meses antes de ir, y algunos hostels que teníamos planeados ya estaban completos y los tuvimos que cambiar por otros.

Sobre la calidad del alojamiento, a mi me pareció muy buena. Buena seguridad, buena atención, buenas facilidades para cocinar (muy importante si se quiere ahorrar un poco, comer cada día de restaurantes sería un poco locura). Entre las cosas negativas que encontré fue que por esos precios tan elevados la habitación no incluyera sábanas, que hay que pagar aparte (aunque por otro lado esto se hace en muchos hostels del mundo); aunque si lleváis vuestro propio saco de dormir no hace falta alquilar las ropa de cama. Otro punto negativo fue que en la mayoría de los albergues que estuvimos no había internet, que para un viajero suele ser importante. Exceptuando los hostels de Reykjavik y Akureyri, en los demás que estuvimos no había internet. Aunque tened en cuenta que no estuvimos en todos los hostels de la red, sólo hablo por los que nosotros visitamos.

Un último punto sobre los hostels es su situación. Los hay céntricos, sobre todo los que están en las principales ciudades o pueblos turísticos, peroooo la mayoría de los que nosotros escogimos están un poco dejados de la mano de dios. Esto para algunos puede ser algo negativo, aunque nosotros los elegimos a propósito, para estar en plena naturaleza, a ser posible en granjas (muchos de los albergues son antiguas granjas o granjas que aún están en funcionamiento, por ejemplo el increíble hostel de Húsey, una granja de caballos que está más o menos donde Cristo perdió el zapato).

Bueno, y cambiando de tercio, paso a los campings, los otros alojamientos que conozco de primera mano. Pues que os puedo decir, hay un poco de todo, estuvimos en algunos campings geniales, muy bien preparados y en otros que no tanto. En los campings islandeses generalmente no hay parcelas (porque generalmente no hay una recepción que te adjudique una). Llegas al camping y montas la tienda donde encuentras un buen sitio. Los baños suelen estar limpios, tienen papel higiénico y el agua de las duchas es caliente (en muchos casos previo pago, metiendo una moneda en una máquina). Lo malo es donde cocinar si se va con tienda y no con caravana. En algunos hay un pequeño cobertizo para fregar los platos y ahí puedes intentar hacerte un hueco para poner el hornillo. En otros sólo puedes cocinar delante de la tienda, que es de lo más normal, pero en Islandia sopla un viento fortísimo TODO EL TIEMPO, así que cocinar así puede ser toda una experiencia. Lo mismo para montar la tienda, a veces necesitas mucha paciencia para que no se vaya volando. Pero la experiencia merece la pena si decides dormir en un camping como el de Skogar, al lado de la famosa cascada Skogafoss, donde te puedes dormir arrullado por el sonido del agua.


Os dejo algunas fotillos de sitios donde nos alojamos, para que os hagáis una idea. En la próxima entrada os cuento nuestra ruta, incluyendo los nombre de los albergues y campings donde nos alojamos. ¿Os ha parecido interesante la información? 


Camping en el Parque Nacional de Þingvellir. En ese momento eran las 23.30 de la noche y totalmente de día


                                                               Camping con cabañas en el pueblo de Hella.


                                                              Camping de Skogar, con la maravillosa Skogafoss al fondo. 


                                                                  Vagnsstaðir Hostel, en una granja aislada. 


                                                            Camping en Skipalaekur, en las cercanias de los East Fiords.


Húsey Hostel. Granja de caballos MUY aislada, con un increíble recibimiento, abundante y buen desayuno (previo pago y con reserva anticipada) y muy buenas excursiones a caballo (en los mini caballos islandeses) 


                                                                Akureyri Hostel, de los mejores en cuanto a comodidades. 


                                                           Vistas desde nuestro camping en Holmavik, entrada a los West Fiords.


“Viajamos para cambiar, no de lugar, sino de ideas”. Hipólito Taine

No hay comentarios:

Publicar un comentario