sábado, 14 de diciembre de 2013

From above

Hoy buceando en internet (de vez en cuando me da por buscar artículos sobre lugares que no hay que dejar de visitar) he encontrado un artículo sobre fotografías aéreas en diferentes lugares del mundo. Me ha parecido muy interesante, y casi todas las fotos son preciosas. Os dejo el link por si os interesa: http://twistedsifter.com/2011/03/25-mind-blowing-aerial-photographs/

El caso es que me ha dado por recordar lugares en los que he estado y he podido fotografiar desde arriba. Y también algunos en los que me hubiera gustado hacerlo pero no pude, generalmente porque el precio excedía mis posibilidades. Os he hecho una pequeña selección de estos sitios, de los que os dejo mis fotos e incluso un par de vídeos.


1- En el año 2007 estuve en Australia, uno de mis destinos soñados desde que era una niña. Allí tuve oportunidad de tomar fotos aéreas en varios sitios. Aquí os dejo la información.

Desde Melbourne hice una excursión de dos días a la Great Ocean Road, una carretera de 243 kilómetros que corre paralela a la costa del sureste australiano, entre las ciudades de Torquay y Allansford. Es un destino turístico muy famoso en Australia, por la belleza de sus playas, por sus acantilados y sobre todo por sus impresionantes Doce Apóstoles, un agrupamiento de agujas de piedra caliza que sobresalen del agua frente a la costa. Fue en este lugar donde monté por primera vez en helicóptero para sobrevolar los Doce Apóstoles y parte de la Great Ocean Road. El tour dura  unos  15 minutos y sobrevuela los Apóstoles y parte de la costa en ambas direcciones. Cuando yo lo hice pagué 90 dolares australianos, aunque ahora los precios han subido. Aunque los vuelos se pueden reservar con antelación, yo no tuve problema para contratar la excursión en el momento. Creo que hay varias compañías que lo hacen, aquí os dejo el link de la empresa con la que yo lo hice: http://www.greatoceanroadholidayguide.com/index.php?pageid=3862


                                              






El vuelo merece la pena, no solo por las vistas, que son muy bonitas, sino también por la experiencia de montar en helicóptero, sobre todo si nunca en la vida lo has hecho antes.

Después de Melbourne, mi siguiente parada australiana fue en Alice Springs, pequeña ciudad en el corazón del desierto. El lugar tiene magia, y hacer un tour de tres días por el outback australiano es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida (la semana que viene os contaré por qué). Y la llegada en avión hasta Alice Springs (si vas sentado en ventanilla, claro) merece la pena, se puede ver el desierto rojo que lo cubre todo. Aquí os dejo mis fotos para que lo apreciéis.







Tras mi experiencia en el desierto, volé hacia Cairns, la ciudad más importante de la costa este australiana y desde la que hay variadas ofertas para disfrutar de la impresionante Gran Barrera de Coral, el mayor arrecife de coral del mundo. Es tan grande que se puede distinguir desde el espacio. Las aguas de la zona albergan una de las mayores concentraciones de biodiversidad marina del mundo. Alberga un espacio de más de 2600 kilómetros frente a las costas de Queensland. Una de las ofertas es sobrevolar la barrera de coral, en helicóptero o en avioneta.

Esta es una de esas excursiones que os recomiendo hacer al menos una vez en la vida, porque ver la barrera de coral desde el aire no tiene precio. Es perfecto para apreciar los contrastes cromáticos del agua (dependiendo de la profundidad) y de los corales (dependiendo del tipo de fondo).  Es una maravilla. Es posible sobrevolar el arrecife en helicóptero o en avioneta. Hay multitud de compañías que ofrecen los servicios, aunque la diferencia de precios entre helicóptero y avioneta es abismal. Para poder apreciar bien la Gran Barrera es necesario hacer un vuelo de al menos media hora, lo que pone los precios del helicóptero por las nubes. En cambio hacerlo en avioneta es más asequible, y además sólo hay espacio para tres personas y el piloto, con lo que las posibilidades de disfrutar de las vistas son mayores. Yo me decanté por la segunda opción, y no me arrepiento nada. Os dejo enlaces a la empresa con que yo lo hice y una de helicópteros, para que podáis comparar:











Por supuesto no dejéis de hacer al menos una excursión de buceo entre los corales, para poder disfrutar de esta maravilla de la naturaleza desde ambas perspectivas. Aquí van las fotos J

2- Un año después visité los EE.UU. Allí no hice ninguna excursión específica para sobrevolar los paisajes americanos, aunque tuve la suerte de disfrutar desde el aire de un par de sitios...

El primero fue Nueva York. Es conocido que una de las excursiones más típicas de la Gran Manzana es contratar un helicóptero para sobrevolar los rascacielos de la ciudad, pero también es sabido lo carísima que es esta excursión (en este enlace podéis comparar compañias y precios: http://www.newyorksightseeing.com/category.php?cat=NYCHR). Por eso yo os voy a recomendar otra opción, también muy típica y menos glamourosa, desde la que se pueden disfrutar las vistas de los rascacielos y las grandes avenidas neoyorkinas from above. Es muy simple, sólo hay que subir a uno (o a los dos!) de los edificios más emblemáticos de la ciudad: el Empire State Building y el Rockefeller Center. Yo personalmente recomiendo subir a los dos, ya que las vistas son diferentes. Por ejemplo desde el Rockefeller se ve el Empire State y también se tienen vistas de Central Park, y desde el Empire State se ve la esquina del famoso Flatiron Building. Aquí os dejo los enlaces a las páginas de ambos edificios:
- Rockefeller Center (259 metros de altura):  http://www.rockefellercenter.com/  
- Empire State Building (443 metros de altura): http://www.esbnyc.com/

                                                                         Vistas desde el Empire State Building:





                                                                                    Vistas desde el Rockefeller Center:





Os recomiendo que hagáis ambas visitas aproximadamente una hora antes de que anochezca y os quedéis arriba hasta que se haga totalmente de noche. De esta forma podéis disfrutar de las vistas de la ciudad de día y de noche, con todos los edificios iluminados. Ya sabéis, Nueva York es la ciudad que nunca duerme. Para hacer esto llegad con al menos una hora de tiempo de antelación al edificio, porque hay que hacer al menos una hora de cola para poder acceder.

El otro lugar en Estados Unidos del que disfrute de impresionantes vistas aéreas fue en Las Vegas. Volamos allí desde Nueva York, y la llegada a la ciudad sobrevolando el desierto de Nevada es también impresionante (si te toca ventana, claro). Se puede apreciar la ciudad sobresaliendo de un mar amarillo-rojizo; y una vez ya encima de la ciudad se ve perfectamente el Strip, la calle de los casinos, con sus edificios altos que sobresalen por encima del resto de la ciudad, cuyas construcciones son más bajas.




                                  


3- Argentina es otro de esos lugares en los que hay un par de excepcionales excursiones en helicóptero, sobrevolando los glaciares en los alrededores de El Calafate o las impresionantes cataratas de Iguazú, compartidas con Brasil. En este enlace podéis recabar información sobre algunas de estas excursiones: http://www.borispatagonia.com/es/sobrevuelo-parapente-patagonia

Yo me quedé con las ganas de hacer ambos, aunque al menos pude ver a vista de pájaro los Andes, que también son otra maravilla. Juzgad vosotros mismos:





4- Por último os dejo unas cuantas fotos desde el avión llegando a dos de esos sitios que hay que visitar una vez en la vida: las Islas Galápagos (Ecuador) y la Isla de Pascua (Chile), que es la foto que abre la página que ha inspirado esta entrada. Ojalá mis fotos sobre estos dos sitios fueran igual de bonitas que esa, pero lamentablemente fueron tomadas desde el avión poco antes de aterrizar.

                                                                                 Llegando a la Isla de Pascua


                                                                              Llegando a las Islas Galápagos

¿Qué os parece mi pequeña selección de lugares vistos desde el aire? ¿Me recomendáis alguno?


“El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos” (Marcel Proust)

No hay comentarios:

Publicar un comentario